Corredor verde en Cerdanyola

Nos encontramos en la población de Cerdanyola del Vallés, en medio de un basto espacio agrario con un futuro incierto a urbanizar.

Un estudio previo de la zona revela  amplios horizontes dominados por los cultivos de secano. Se trata de un paisaje antropizado en el que la densa vegetación original está siendo sustituida por la agricultura. Aparecen como elemento focal las instalaciones del Sincrotrón, un acelerador de partículas.

Se estudia los cursos de agua, los recorridos, los hábitats de la región y la tipología parcelaria para conocer de forma más detallada la “personalidad” del paisaje.

Un análisis más preciso del lugar nos ayuda a determinar dónde se encuentran las zonas de mayor interés proyectual.

Habiendo caracterizado los elementos conformadores del paisaje así como las fragilidades existentes y las zonas de interés a proyectar, se propone un corredor ecológico y un espacio urbano que complementan y tratan de mejorar estos lugares en desuso o deterioro.

Colaboraciones: Conchita Ruiz, Alfonso Cerveró